MZRCÖS

Pintura

En la mayoría de mis obras, el hombre es el protagonista. El retrato congela un momento, y en ese instante la mirada juega el rol clave de decir, sin hablar. Por momentos juego con la irracionalidad del sueño, en su propio espacio y tiempo. En otros trabajos, el juego, el de mi infancia, ese más simple, el que nos ponía a prueba física.